Responsables de Recursos Humanos en apuros

Responsables de Recursos Humanos en apuros

Creo que no me equivoco al afirmar que, cuando leemos un blog, lo hacemos con dos finalidades claras: porque nos sentimos identificados con el título o parte del contenido, o bien, porque necesitamos captar alguna idea que trasladar a nuestra vida diaria, ya sea a nivel personal o profesional... En este post espero conseguirlo.

Soy responsable de RR.HH. en una empresa de más de 50 empleados. Conozco a todos y cada uno de ellos, con sus personalidades (más o menos complejas) y con sus motivaciones (más o menos conocidas). Cuando se me planteó escribir en este blog, pensé:


"estoy cansada de leer sobre lo mismo una y otra vez. En artículos y congresos se habla de talento, de retenerlo, de identificarlo, de planificar la plantilla según proyectos, incluso de adelantarte a los mismos..."


Tenemos que entender los objetivos de la Gerencia, hacer partícipes a los empleados, y todo ello sin incidencias.... ¡Venga hombre! como si fuéramos súperheroes. ¿Te sientes ya identifidado?

Pienso que, lo que realmente necesitamos son herramientas para conseguir todo esto, y eso es lo que buscamos con la lectura de tantos artículos y asistencia a eventos relacionados con recursos humanos.


Mi secreto, el método CCC


Hoy te voy a revelar mi secreto, yo aplico el método CCC a toda mi vida personal, familiar y profesional.

Ya sea con tu pareja, tus hijos o en el trabajo, es posible aplicarlo diariamente.

En RR.HH. tienes que tener controlada a tu plantilla, y con ello no me refiero a saber de cuánto personal dispones, sino a mucho más: cómo está cada uno de ellos a nivel de carga de trabajo, en qué proyectos participa, en qué grado está involucrado, si se le puede trasladar alguna nueva tarea, si ha pedido algún permiso, licencia o vacaciones, si es incompatible con otro integrante del equipo, etc.


Control


Para ello, es indispensable contar con un organigrama que refleje esta realidad y trasladarlo a una herramienta de control. En mi caso, el Servicio Integral de Gestión Horaria.

Siendo franca, con ella he podido cumplir uno de mis sueños, quitarme el papel, nada de cuadrantes, ni de justificantes médicos, todo se pide a través de una aplicación donde todo queda registrado, y donde los mandos intermedios tienen un papel importante, sin que ello suponga un mayor trabajo burocrático para nadie. Y bueno, no te he dicho que también se puede hacer a través del móvil.


Comunicación


Controlada la plantilla, es imprescindible comunicarte con ella, y hacerlo de forma eficiente.

Con tu personal tienes que tener abiertos todos los canales posibles, sin que por ello uno sea mejor que otro. Todos son necesarios, sólo que algunos serán más utilizados dependiendo de cada situación.

Mi fórmula es ayudarme de una red social corporativa. Ha sido toda una revolución en este sentido. He ganado en cantidad y calidad de dicha comunicación. Así estoy siempre "disponible", sin tener un despacho lleno de gente o estar pegada al teléfono.

Hablo con ellos por el chat para consultas rápidas, por mensaje privado para intercambiar documentos o impresiones, y su red personal es su Expediente de empleado, donde les cuelgo mensualmente su nómina encriptada. ¿La bomba no? :-)


Compromiso


La cuestión del Compromiso ya es otra cosa.

Aquí la tecnología todavía no ha llegado ni a evaluarla, ni a medirla. Tienes que poner en práctica tus dotes de Responsable de RR.HH., tu empatía con los empleados y tu mano izquierda con la Gerencia para conseguir un Compromiso consensuado por parte de ambos.

No todas las empresas son iguales y aquí no hay fórmulas que puedas trasladar, pero teniendo la plantilla ya controlada y con una comunicación óptima, ya podemos dedicarnos a crear políticas que nos ayuden a crear ese Compromiso que necesitamos.