mhp.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal.
Aceptar | Más información

¿Qué me pongo para la cena de navidad de la empresa?

¿Qué me pongo para la cena de navidad de la empresa?

Llega el mes de diciembre y con él las reuniones y comidas navideñas, compromisos y más compromisos sociales que no podemos evitar. La cena con los compañeros de la universidad, comida con los amigos de toda la vida, los compañeros de gimnasio, la familia… y ¿cómo no?!, la cena de empresa. Y como todos los años llega la misma pregunta.


¿Qué me pongo?


Como comentaba nuestra compañera Davinia en su artículo Cómo sobrevivir a la cena de navidad, no podemos olvidar que se trata de un compromiso profesional, no es una cena con amigos o familiares y a ella asistirán, desde los responsables de cada departamento, hasta tu jefe y, te lo aseguro, cualquier paso en falso se quedará grabado en su pupila.

Por esta razón siempre será mejor pecar de discreto y lo ideal siempre será optar por un look sencillo y elegante.

Para ello hay que tener en cuenta la hora y el lugar donde se celebrará el evento, si es almuerzo o cena y si se trata de un lugar sencillo o sofisticado. Conociendo estos datos, pasaré a dar unos pequeños consejos para esa noche tan esperada.


Para ellas


Lo resumo en 6 puntos:

  1. No te pases con el escote o las transparencias. Lo sabemos, ¡¡¡eres sexy!!! pero no es el día de demostrarlo. Intenta no abusar de escote y mucho menos de las transparencias.
  2. Está totalmente vetada la minifalda o ese cinturón ancho que te pones en las noches de verano. Recuerda, menos es más, no se trata de parecer una monja, pero sí de ser discreta y elegante.
  3. Cuidado con mezclar tendencias o diferentes tejidos, no es el momento de innovar. La combinación de plumas, encajes, lunares con cuadros, brillos o colores muy llamativos, normalmente son complicados de llevar y esa noche no es el momento para desafiarlos. A veces una apuesta segura es un vestido básico rojo o negro.
  4. Recuerda “No eres una burbujita Freixenet. Es momento de brillar, pero no llevando todas las lentejuelas y brillos que tienes en el armario. No es nochevieja y tampoco una puesta de largo, si tenías pensado sacar aquel vestido largo que te pusiste en las campanadas del 98 o aquel vestido de cola que luciste en la boda de tu prim, estás equivocada. El largo no es adecuado, a menos que la empresa te comunique que se trata de una cena de gala.
  5. No te pases de cómoda. Sí, a mí también me gustan las zapatillas deportivas y los vaqueros, pero existen otras opciones si lo que buscas es comodidad. Plántate un buen traje o smoking, incluso un buen mono, estarás comodísima y aunque peques de discreta, siempre podrás darle un toque con un buen pendiente, complementos o un buen tacón.
  6. Y lo más importante, sé tu misma, fiel a tu estilo con el que puedas sentirte identificada. Te dará seguridad y no hay nada más atractivo que una mujer segura.

Para ellos


Una apuesta segura es un traje oscuro. Puede ser azul, gris o negro.

Y antes de que lo preguntes, cuidado, no vas a una boda ibicenca, evita el blanco en todas sus versiones, sólo será acertado ese color en la camisa que, por supuesto, debe ser larga.

¿Corbata sí, corbata no? Mejor llevarla, siempre tendrás opción de quitártela.

Como con las chicas, adapta el traje a tu personalidad, existen muchísimos estilismos formales que no tiene que ser el clásico.

Y si tienes alguna duda: San Google nunca falla.

“La elegancia tiene lugar cuando el interior es tan hermoso como el exterior”. Coco Chanel


Amayra Hdez.

Amayra Hdez.

Forma parte del Departamento comercial desde marzo de 2017. Técnico Superior en Administración y Finanzas y ex-empleada de banca. Especialista en Visual Merchandising, Escaparatista y Personal Shopper