Teléfono: +34 900 363 834

MHP Blog

El Blog para los Gestores de Recursos Humanos



¿Qué empleado no quiere trabajar en una empresa que tenga entre sus prioridades una política de conciliación del tiempo efectiva? ¿Quién no ansía la conciliación de su vida personal, familiar y laboral? ¿Quién no ha deseado, alguna vez, poder embotellar el tiempo para utilizarlo cuando más lo necesite? ¿Quién no busca continuamente nuevas opciones para que su tiempo resulte más rentable? 

 

¿Mejoras legales desde la Administración?

 

Si en algo han conseguido coincidir los principales líderes del actual panorama político en España es en la acuciante necesidad de implementar mejoras legales desde la administración, que permitan una conciliación real de la población trabajadora. Entre ellas destacan:

 

  • Fin de la jornada laboral a las 18.00 horas como límite

  • Flexibilizar la hora de entrada y salida

  • Ampliar los permisos de paternidad y maternidad

  • Crear incentivos, por parte de la empresa, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de sus empleados

  • Habilitar la opción al teletrabajo

  • Adelantar el prime time en las televisiones a las 23.00 horas

  • Canjear las horas extras trabajadas por días libres

 

Conciliación personal, familiar y laboral, una necesidad latente que deben gestionar los empleadores

 

Por otro lado, diversos informes constatan que la conciliación se encuentra entre las prioridades de los empleados.

Así, según el estudio de employer branding elaborado por Randstand, a nivel mundial, los empleados potenciales valoran de la empresa a la que aplican, en un sexto lugar, la posibilidad de conciliación entre vida privada y laboral. Sin embargo, este resultado contrasta con la décima posición en importancia que ocupa la conciliación personal/laboral, según la puntuación recibida por las empresas consultadas de más 23 países.

En el territorio español, el deseo de conciliar vida personal y laboral ocupa un quinto puesto y la flexibilidad en el trabajo, un octavo lugar. Mientras, a la pregunta de “¿qué factores contribuyeron a la decisión de cambiar de trabajo?”, un 23% respondieron, posicionando el motivo en un tercer puesto, por incapacidad de equilibrar su faceta personal y laboral; mientras que un 17% argumentó, que debido a las pocas opciones de flexibilidad laboral que ofrecía la empresa.

Por otro lado, según el informe realizado por la Fundación Pfizer sobre la conciliación laboral, personal y familiar en España, la nada desdeñable cifra del 30% de la población activa afirma tener problemas para conciliar vida laboral y personal. Los encuestados, trabajadores en activo, motivaron este desequilibrio, en un 35,6% a la gran cantidad de horas que pasan en el trabajo y un 26,3% a horarios no flexibles.

 

¿Sabemos gestionar nuestro tiempo o necesitamos que la empresa nos ayude?

 

De este mismo estudio se desprenden respuestas tan reveladoras, como que un 43,7% considera que el tiempo destinado a la pausa para comer es excesivo y un 42,4% opina que salir a comer rompe el ritmo de trabajo.

Por su parte, las empresas ayudan a conciliar, fundamentalmente, dando permisos a los empleados para gestionar asuntos personales o familiares (82,3%), o permitiendo cursar formación en horario laboral (62,5%). Mientras que, opciones aún emergentes en nuestro país, como habilitar un comedor para el personal (29,3%), trabajar en casa toda o parte de la jornada (15%), u ofrecer guardería (7,8%), presentan porcentajes mucho más tímidos.

Asimismo, del mismo estudio se desprende que las medidas más efectivas para facilitar la conciliación son, por este orden:

  1. Acoplar horario de guarderías y colegios con los del trabajo
  2. Flexibilidad, hasta 2 horas, en el horario de entrada y salida del trabajo
  3. Trabajar sólo en jornada continua
  4. Ampliar ayudas públicas para guarderías
  5. Permiso de maternidad hasta de un 1 año (con readmisión en empresa)
  6. Cambiar nuestros horarios cotidianos, asemejarlos al estilo europeo
  7. Comprimir jornada, comer más rápido y salir entre las 15.00 y las 17.00 h.
  8. El teletrabajo
  9. Incrementar el nº de guarderías y el nº de plazas por cada una
  10. Promover la baja compartida por maternidad/paternidad

Esta infografía recoge el conjunto de los resultados obtenidos en el estudio realizado por Pfizer.

 

Iberdrola, modelo de éxito de política de empresa en conciliación

 

A estas alturas, es conocido por todos el caso de éxito de Iberdrola, que desde el 2008 estableció la jornada intensiva para toda su plantilla, formada por más de 8.000 empleados. De 7.15 a 15.30 h., con un margen flexible a la entrada y la salida, que va de 45 minutos a una hora. Según fuentes del periódico El País, en su entrevista al Director de Recursos Humanos del Grupo Iberdrola, Ramón Castresana:

 

Desde su implantación en 2008, la compañía calcula que ha ganado 500.000 horas anuales de productividad, además de reducirse en un 10% los índices de absentismo y siniestralidad”

 

¿Y el Teletrabajo?

 

En una sociedad donde la irrupción de los millennials en el mercado laboral parece doblegarse a las peticiones de un talento nunca visto hasta ahora, más libre, independiente, ágil, eficiente, capaz y digital. Donde trabajar por proyectos, no aburrirse y tener más tiempo libre es más importante para ellos, que la contraprestación económica. Todo parece indicar que el teletrabajo, puede venirles como anillo al dedo.

El mero pensamiento nos lleva a deleitarnos con el “sueño” de desarrollar las tareas laborales fuera del centro de trabajo. Organizar nuestro propio tiempo, trabajar por plazos, perder menos el tiempo en los trayectos o sufrir en menor medida las distracciones, son sus principales ventajas.

En contraposición, un estudio realizado por la Universidad de Bedfordshire sobre la flexibilidad laboral, encabezado por la psicóloga Gail Kinman, deja entrever que esta modalidad, en exceso, entraña desventajas que reducen prácticamente a cenizas los beneficios del teletrabajo. Entre ellas, destacan:

 

  • No poder desconectar del trabajo

  • Aislamiento social al pasar demasiadas horas trabajando solo

  • No contar con el apoyo directo de los compañeros para un mejor desempeño

  • Atender cuestiones de trabajo fuera del “horario laboral”, a horas poco apropiadas, excediendo el horario planificado

  • No dormir lo suficiente por la tensión de no haber sacado tiempo para dedicarle a una tarea, con el consecuente desgaste de nuestro sistema inmunológico

  • Interrupciones propias del ámbito personal y familiar

  • Conexión permanente mediante dispositivos tecnológicos, comprobando continuamente si hay alguna novedad o imprevisto

  • Difusión de la barrera psicológica entre el terreno personal y el laboral, con la tendencia a solaparse hasta casi formar parte de la misma esfera

 

Con este panorama, la solución para una conciliación real parece querer posicionarse en la flexibilización de horarios de entrada y salida; la creación de incentivos por parte del empleador (guardería, comedor...); la comunicación de una política de empresa clara, en relación a la cuantificación de las pausas para comer y café, instando a cumplir objetivos dentro del horario laboral y premiando su consecución y, ¿por qué no? a través de un perfil, dentro del área de recursos humanos, que vele por el bienestar, todos los días, de los empleados: el defensor de la experiencia del empleado.

 

Guayarmina Peña.-

Responsable de Marketing y Comunicación Digital en MHP

Tags: #conciliación

Sobre Guayarmina Peña

Marketing y Comunicación Digital

Diplomada en Turismo (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria); Formadora / e-Tutora (Fundación Universitaria de Las Palmas / Universidad Antonio de Nebrija); Experto Universitario en Marketing y Comunicación Digital (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria). Executive Master en Marketing Digital, Analítica y UX (Escuela de Negocios IEBS, International & Entrepreneurship Business School). Amante confesa de la tecnología y las apps móviles. Blogger de vocación y colaboradora radiofónica ocasional. Responsable del Departamento de Marketing y Comunicación Digital de MHP y Laycos.


0 Comentarios

Escribe tu comentario